La virtualidad en nuestras vidas

La virtualidad en nuestras vidas

La virtualidad en nuestras vidas ha cambiado mucho, alejarnos de amigos, familiares y muchas personas que queremos; es un proceso difícil de afrontar pero al día que vamos al parecer lo tomamos de la mejor manera así que:

Ánimo y adelante que esto está a punto de acabar

David Cárdenas

Aunque algunos estudiantes no tienen recursos necesarios para obtener la mejor experiencia aun así luchan por permanecer en línea aportando y participando en las clases.

Por otro lado, los docentes expresan un gran entusiasmo al momento de esmerarse por hacer sus clases únicas e ideales; para cumplir con el área de aprendizaje, las cuales permiten entender su interés por nosotros los estudiantes; también luchando contra fallas normales de la plataforma y problemas de conectividad hemos podido llegar con un gran optimismo a nuestros objetivos.

Con una gran competencia entre dos puntos de vista por parte de colectivos; algunos creeemos que es mucho mejor la virtualidad en nuestras vidas debido a que amplía la mayor cantidad de herramientas para el aprendizaje como videos, sitios web y no disponer de gastar tiempo indebidamente con instalaciones como lo ha de ser el video beam.

Por otro lado está el sedentarismo y aislamiento social, que nos limitaron a disfrutar un año como se esperaba; para los estudiantes de grado once fue un año un poco sofocante por no poder lucir sus privilegios de último años.

Proceso de la Uniminuto

También como estudiante de la Uniminuto, noté que es un proceso mas abierto ya que los profes cumplen su labor con enseñar y va en nosotros si queremos aprender y entender; es un toque mucho menos exigente pero que requiere mayor autonomía y dedicación. Un esfuerzo propio que debemos entregar.

Los cursos décimos y undécimos tenemos una lección más importante que solo formarnos para recibir el técnico laboral en procesos gráficos, la cual es adquirir autonomía y responsabilidad lo cual nos beneficiará satisfactoriamente en los procesos laborales y personales.

No dejemos que nada ni nadie nos debilite, por más límites que hayan, demostremos que somos más fuertes y que sin importar las veces que caigamos, estaremos dispuestos a levantarnos.

Artículo por: David Cardenas
Once A – High School

Deja un comentario