Familia Cárdenas Rojas

Familia Cárdenas Rojas

Afortunados de tener 2 hermosos hijos estudiando desde su inicio escolar en el Liceo; como padres y como estudiantes siempre soñamos con el grado de bachiller; desde grado noveno planeamos que el vestido, el peinado, entre otras cosas.

Desafortunadamente nuestra princesa inicia su grado undécimo; estábamos muy entusiasmados una nueva etapa PROM 2020, pero cuando surgió la pandemia, por cuidado y seguridad tuvimos que guardar cuarentena ;con ello las clases y trabajo virtual; lo que nos llevó a reinventarnos.

Los primeros meses es la innovación de la tecnología pero a medida que pasa el tiempo se siente cansancio de la monotonía del estar sentados durante tanto tiempo. Sin embargo día a día buscamos lo positivo de esta virtualidad, observando como cada docente de nuestros hijos se esfuerzan y brindan todo de ellos por hacer de sus clases didácticas y amenas.

Hemos podido evidenciar ccmo las estrategias y la paciencia pedagógica es empleada por cada docente; pues no es fácil tener el control de 20 estudiantes detrás de una pantalla; de la misma forma nos hemos vuelto tutores pedagógicos de nuestros hijos, cuando nos preguntan: Mami – ¿Cómo me quedó el trabajo? ¿Esta respuesta está bien? ¿Si me quedé bien el dibujo? Mientras estamos ocupados en nuestras obligaciones.

Ante todos estos cambios que estamos viviendo a nivel mundial, se vuelve aún más importante la constante comunicación y cercanía entre padres de familia, educadores, administradores y alumnos, para saber cuáles son los retos que están enfrentando y cómo superarlos juntos.

Pero sobre todo, es importante que tanto padres como docentes tomemos en cuenta que no todo tiene que salir perfecto, que está bien tener días malos y equivocarse. Todos estamos aprendiendo en este proceso.

Artículo por: Edgar Cárdenas y Jenny Rojas
Padres de familia – High School

Deja un comentario